Reserva tu fecha

Sobre Nosotros

La ubicación y el clima fresco de San Bernardo, permitieron que sus senderos fueran, en años pasados, el sitio perfecto para la crianza del ganado Holstein y el funcionamiento de lecherías que surtían a la ciudad de productos lácteos.

Nuestra belleza

Estas lecherías conservaron la belleza del paisaje, sus extensos pastos verdes, bosques centenarios y nacimientos de agua cristalina. Al poseer tanta riqueza natural y estar tan accesible a la ciudad, se pensó que San Bernardo era un paisaje digno de compartirse y usarse como marco para el esparcimiento y la recreación.

Naturaleza

Lejos de convertirlo en un desarrollo urbanístico, ha pasado a ser un lugar en donde no sólo se realizan eventos sociales y corporativos, que quedan grabados en la memoria, sino que también es un entorno en donde se puede deleitar de la naturaleza y del arte contemporáneo.